Imprimir esta página
Jueves, 01 Diciembre 2016 00:00

El Congreso modifica la ley de secretos oficiales y fija límites temporales

Valora este artículo
(0 votos)

El pasado 29 de noviembre, el Congreso daba luz verde a la tramitación de la reforma  de la Ley 9/1968, de 5 de abril, sobre secretos oficiales, presentada por el Grupo Vasco (EAJ-PNV), con 169 votos a favor, 3 votos en contra y 162 abstenciones.

Tal y como se indica en la nota de prensa publicada por el Congreso de los Diputados, en estos momentos se abrirá el plazo de enmiendas al articulado y la iniciativa legislativa será remitida a la Comisión correspondiente, en la que se debatirán y votarán enmiendas y se elaborará un dictamen que continuará su tramitación en el Senado.

El texto presentado presenta algunas modificaciones novedosas, como puede ser la obligación de que en toda clasificación de una materia se establezca el plazo de su vigencia, no pudiendo superar los veinticinco años para materias calificadas secretas y los diez años para las reservadas, salvo que el Consejo de Ministros disponga su prórroga excepcional y motivada, en el exclusivo caso de las materias secretas, por un nuevo período máximo de diez años.

Además se suprime la referencia a la naturaleza, secreta o no, de las sesiones en que el Congreso, o el Senado han de recibir información sobre una materia clasificada, al ser esta una cuestión que solo compete a los respectivos Reglamentos de estas Cámaras legislativas, tal y como dispone el artículo 72 de la Constitución.

Por último, Por último, se introduce una disposición transitoria que deja claro que las materias clasificadas con anterioridad a la entrada en vigor de la reforma de la ley han de regirse, sin embargo, por los plazos establecidos en la misma. Es decir, aquellas cuyo plazo de vigencia hubiera ya vencido quedarán desclasificadas automáticamente y, aquellas cuyo plazo de vigencia no ha vencido todavía, quedarán desclasificadas cuando se cumplan dicho plazo.

Tal y como indica el Diario El País, España es uno de los pocos países democráticos que carece de un periodo de tiempo cumplido el cual, salvo excepciones, se desclasifican automáticamente los secretos: en el Reino Unido 30 años; en Estados Unidos entre 25 y 50; y en Francia, 50. En España el secreto es eterno, para desesperación de los investigadores, que deben bucear en archivos extranjeros para documentar la historia de España. El entonces ministro de Defensa, Pedro Morenés, paralizó en 2012 la desclasificación de 10.000 documentos secretos de entre 1936 y 1968 cuya salida a la luz había preparado su antecesora Carme Chacón, argumentando que "podían dañar las relaciones diplomáticas" y que difundirlos no era una prioridad.

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí