Archivpost  Publicaciones ACAL  Formación ACAL  Carro de la compra

Jueves, 18 Junio 2015 00:00

El análisis de imágenes

Valora este artículo
(1 Voto)
Por Félix Bernet (Licencia CC 2.0) Por Félix Bernet (Licencia CC 2.0)

Continuando con una noticia previa, vamos a seguir comentando algunos aspectos sobre el análisis de las imágenes audiovisuales.

El nivel de análisis puede ser de diferentes formas: argumental, factual o cronológico.

El análisis argumental es aquel realizado con material de ficción, como series y películas. Permite identificar la información con campos de información que son básicos: número del fichero y duración, procedencia, ubicación, formato, título, resumen, productora y derechos. Además, se le añaden una serie de descriptores de diverso tipo: temáticos, onomásticos, geográficos y de emisión.

El análisis factual es aquel en el que se analizan algunas de las imágenes de lo que se ha utilizado en la emisión, pero no de todo, para poder acceder a los diferentes contenidos que se han emitido aunque también conservemos el programa entero. Se hará por planos, analizando la estructura del programa. Diferenciaremos entre lo que se produce en plató, las noticias que se muestran en vídeo y, en caso de que se den, las tertulias que se puedan producir, en las que habrá que indicar los participantes, quienes son y qué es lo que han dicho en su intervención. En caso de que existan actuaciones en directo, se indicará el nombre de la persona o grupo. Las entrevistas aparecerán con el nombre del entrevistado y un breve resumen de su intervención. Los elementos de realización (cabeceras, dobles ventanas) se indicarán. (Pilar Arranz).

El análisis cronológico es conocido coloquialmente como minutado. Se utiliza para proporcionar prioridad al contenido argumental en el caso de secuencias, o para dar prioridad al contenido visual en caso de que estemos tratando tomas o planos. Este tipo de análisis se hace solo con los brutos o con imágenes de especial relevancia. La descripción se estructura en tres partes: el código de tiempo, que indicará el momento en el que nos encontramos, el plano y/o movimiento de cámara -en algunas ocasiones es generalizado, pero en otras es conveniente indicarlo-, y el desarrollo de la acción, donde se describe lo que ocurre en el momento indicado.

Para describir el desarrollo de la acción, habrá que utilizar frases cortas, objetivas, tanto de la imagen como del sonido. De esta forma podremos recuperar la información en caso de que nuestros usuarios nos la pidan. Si la descripción no se hace de forma adecuada, podríamos hacer que la información se perdiese entre ingentes cantidades de información almacenada.

 

Beatriz Mimosa

 

Submit to DeliciousSubmit to DiggSubmit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to StumbleuponSubmit to TechnoratiSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies. Puedes cambiar la configuración u obtener más información aquí